Beneficios del ciclismo

El ciclismo de cercanía (commute) es capaz de reducir la mortalidad en adultos de mediana edad y ancianos

Aviso a navegantes:

El siguiente texto, a pesar de estar basado en estudios científicos, pretende ser meramente divulgativo. Además, el hecho de que un estudio arroje una determinada conclusión no implica que esta deba ser adoptada como una verdad universal e inamovible, y siempre debe estar contrastada y actualizada por la nueva evidencia científica. Por tanto, este texto no debe ser empleado como elemento prescriptor a la hora de planificar ejercicio físico. 

Solo pretende ser un texto divulgativo para concienciar de los beneficios del ejercicio físico para la salud.

Igor Murga
Bosque de Mariturri – Principal entrada de commuters vitorianos hacia Jundiz

En los últimos tiempos, y de forma constante, existen infinidad de trabajos científicos que nos subrayan la importancia de los beneficios para la salud que acarrea el ejercicio físico.

Globalmente, en adultos, existe una fuerte evidencia científica que demuestra que el ejercicio físico reduce el riesgo de muerte prematura, enfermedades cardíacas y cerebrovasculares, diabetes tipo 2, hipertensión arterial, niveles altos de colesterol, así como de diversos tipos de cáncer.

El ciclismo es una forma de actividad física que abarca y tiene su efecto tanto a nivel del sistema cardiovascular como del metabólico, que además puede ser regulada a diferentes tipos de intensidad, lo cual hace que esta actividad presente grandes efectos potencialmente beneficiosos para la salud constituyendo una excelente herramienta para la promoción de la salud pública,

En 2011 se realizó una revisión sistemática de la literatura científica que incluía 16 estudios centrados en los beneficios del ciclismo, cuyas conclusiones describiremos a continuación.

De estos 16 estudios, todos excepto dos mostraron que el ciclismo proporciona efectos beneficiosos para la salud. 

De forma general, se observaron beneficios tanto en niños como en adultos. En niños y adolescentes se vió una relación positiva consistente y sustancial entre el ciclismo y la eficiencia cardiorrespiratoria. 

En adultos de mediana edad y ancianos se observó una relación inversa entre el ciclismo de cercanías* y mortalidad por todas las causas así como en mortalidad cardiovascular, coronariopatías y cáncer, en todos los estudios menos en dos. Además, los trabajos estudiados sugieren un efecto dosis-respuesta, es decir, que a mayor tiempo tiempo practicando ciclismo mayor son los beneficios observados en la salud.

*Nota: En inglés se utiliza la palabra “commuter cycling” para describir el ciclismo de cercanías consistente recorridos cortos de unos pocos km, habitualmente desde casa al trabajo y viceversa.

En un estudio finlandés dentro de la citada revisión sistemática (Tjelta et al., 2010) se observó hasta una mejora del 16% en el consumo máximo de oxígeno y un 15% en los niveles de colesterol HDL (el llamado colesterol “bueno”).

Por otro lado, en otro estudio (Hendriksen et al., 2000) se observó que adultos en baja forma podían aumentar su rendimiento cardiovascular hasta un 30% con solo recorrer unos pocos km al día. Existe igualmente mejoría del rendimeinto en adultos con mejor forma, si bien la mejora era más moderada. Se calculó que para conseguir el citado beneficio habría que realizar el equivalente a 1000Kcal por semana en mujeres y 1500Kcal/semana en hombre, lo cual implica aproximadamente 170 minutos por semana y 250 minutos/semana respectivamente a una intensidad moderada (6 MET)*.

*Nota: Para expresar la intensidad de las actividades físicas se suelen utilizar los equivalentes metabólicos (MET), que se definen como la razón entre el metabolismo de una persona durante un trabajo determinado y su metabolismo basal. Por ejemplo, 1 MET se define como el costo energético de estar sentado tranquilamente, mientras que una actividad de 6 MET implica una que requiere de seis veces más consumo calórico para ser realizada.

La reducción del riesgo de mortalidad por todas las causas es mayor cuanto más tiempo se dedica al ciclismo. En uno de los trabajo se observó una reducción del 20% de mortalidad por todas las causas entre los que realizaban ciclismo durante una hora al día en comparación con los que no practicaban ciclismo. Este riesgo desciende al 30% si el tiempo de ciclismo aumenta a 100 minutos al día (Matthews et al., 2007).

Además, el riesgo de  cáncer de colon diminuye al aumentar el tiempo de ciclismo. A un ritmo de intensidad moderada (6 MET) durante una hora al día, se observó una reducción del riesgo del 20%, y una reducción del 45% con 90 minutos de ciclismo (Hou et al., 2004).

El ciclismo también protege contra el riesgo de accidente cardiovascular con un efecto dosis respuesta, con una reducción del riesgo hasta del 20% con una actividad de más de tres horas y media a la semana. (Hoevenaar-Blom et al., 2010).

Otro importante hecho es que la población que tiene a ir en bicicleta a su puesto de trabajo presentaba una incidencia significativamente menor de sobrepeso y obesidad que lo que no usaban la bicicleta. (Wen et al., 2004).

En conclusión, los estudios mostrados sugieren una relación positiva entre el ciclismo y la salud, no solo mejorando el rendimiento físico en general, sino reduciendo también el riesgo de mortalidad global.

Es importante destacar que los beneficios se observan en todos los grupos de edad, lo cual hace del ciclismo una actividad apta para todas las edades.

Además, tal y como hemos comentado, con tal solo media hora de ciclismo al día comenzamos a observar beneficios muy relevantes para la salud.

Un aspecto que no se ha citado es el innegable beneficio a nivel psicológico que conlleva la realización de ejercicio físico… pero esto ya lo dejamos para otro día.

Igor Murga

Médico

Bibliografía

.- X P. Oja, S. Titze, A. Bauman, B. de Geus, P. Krenn, B. Reger-Nash, T. Kohlberger. Health benefits of cycling: a systematic review. Scand J Med Sci Sports 2011: 21: 496–509

.- Tjelta LI, Kva˚ le OH, Dyrstad SM. Helseeffekter av sykling ti log fra job (Health effects of cycling to and from work). Tidsskrift for Den norske legeforening 2010: 130: 1246–1249.

.- Hendriksen IJM, Zuiderveld B, Kemper HCG, Bezemer PD. Effect of commuter cycling on physical performance of male and female employees. Med Sci Sports Exerc 2000: 32: 504–510. Hoevenaar-Blom

.- Matthews CE, Jurj AL, Shu XO, Li HL, Yang G, Li Q, Gao YT, Zheng W.

Influence of exercise, walking, cycling, and overall nonexercise physical activity on mortality in Chinese women. Am J Epidemiol 2007: 165: 1343–1350.

.- Hou L, Ji BT, Blair A, Dai Q, Gao YT, Chow WH. Commuting physical activity and risk of colon cancer in Shanghai, China. Am J Epidemiol 2004: 160: 860–867.

.- Hoevenaar-Blom MP, Wendel-Vos GCV, Spijkerman AMW, Kromhout D,Verschuren WMM. Cycling and sports, but not walking, are associated with 10-year cardiovascular disease incidence: the MORGEN study. Eur J Cardiovasc Prev Rehabil 2010,

.- Wen LM, Rissel C. Inverse associations between cycling to work, public transport, and overweight and obesity: findings from a population based study in Australia. Prev Med 2008: 46: 29–32


Be the first to comment “Beneficios del ciclismo”