Pello Bilbao, una pausa en el Tour 2020 para apoyar la FQ

Campeón CRI masculino 2020, un palmarés envidiable y una gran persona

Porque el ciclismo es más de lo vemos por la tele y porque los ciclistas no son máquinas si no personas, bienvenid@ a «lo que el ojo no ve» de este blog. Bienvenid@ a: «Fuera de control»

Más que uno más

Muchas veces los aficionados al ciclismo clasificamos, casi condenamos, a los ciclistas a ser gregarios. Pero Pello Bilbao en este 2020, en mi opinión se está saliendo.

Compañero y guarda-espaldas de Mikel Landa en el Tour de Francia y aguantando con los mejores, campeón CRI de España masculino y haciendo un gran Giro de Italia mientras escribo estas líneas.

Pello Bilbao tirando del pelotón Fuente: Cope.es

Hay que ser buena persona, muy buena

Y es que Pello ya está en ese nivel en el que no tiene porque hacer ciertas cosas. Y decir no, a aquellas cosas que te sacan de tu zona de confort. ¿Qué a que cosas me refiero?

A cosas como colaborar en un vídeo de una pequeña asociación, Asociación de Fibrosis Quística de Euskadi, para dar visibilidad a una enfermedad rara junto a otros famosos. Todo esto, en medio del Tour de Francia y vestido de «romano». Chapó Pello.

Las palabras se quedan cortas

Tras ver esa intervención, puedes pensar que en esta sección entra cualquiera: «Javi, si son 7 segundos macho» Os veo diciéndome a muchos. Y no podréis estar más equivocados.

Porque lo que para la mayoría de la gente que participa en el vídeo: Antonio Resines, Amaia Uribe, Itziar Ituño, etc. Para Pello, no es lo más habitual. Y que el bueno de Pello, no solo atienda a la asociación si no que convenza a algún compañer@ y saque tiempo y ganas de grabar y enviar este vídeo (varios en realidad para que la asociación elija el mejor) tiene mucho mérito. Porque hay que ser buena persona para dedicar tiempo dentro del día a día de un ciclista profesional.

Pello Bilbao en el vídeo – Fuente: FQ Euskadi

Cultura ciclista, cultura de solidaridad

La solidaridad está escrita en el ADN del ciclismo. Incluida en muchas de las rivalidades más míticas. Coppi y Bártali con ese bidón en el Galibier, Indurain y Rominger en Tourmalet y muchas otras perdidas entre los artículos de los periódicos deportivos. Gracias Pello por este gesto, demuestra lo mucho que enseña este deporte.

Los KOM de Strava no te van a traer a casa cuando pinches, pero una cámara de un colega ciclista, sí. Eso es la cultura del ciclismo.

Javier Prieto

El chico de las herramientas